FUNCIONARIO NACIONAL ADMITIÓ QUE ES PREOCUPANTE EL ALTO PORCENTAJE DE DESERCIÓN EN EL NIVEL MEDIO

E-mail Imprimir PDF

El secretario de gestión Educativa de la Nación, Oscar Ghillione, admitió que en el gobierno argentino existe preocupación por el elevado porcentaje de deserción escolar que se registra entre los jóvenes estudiantes de nivel medio. Además de señalar que el fenómeno tiene origen en diversos factores reconoció que el contexto económico de crisis incide directamente en la problemática.

El funcionario, en su visita a Jujuy, aludió a los indicadores que emanan desde organismos oficiales y que dan cuenta del elevado porcentaje de deserción escolar entre estudiantes del nivel medio. En ese sentido confirmó que un 50 por ciento de alumnos no completan sus estudios por diferentes razones.

“Ese es un número que venimos arrastrando desde hace muchísimos años; hablamos de un 50 por ciento de chicos y chicas que no terminan el nivel secundario que es obligatorio en nuestro país”, expuso, para luego aclarar que dicho porcentaje refleja una media a nivel país pero no que es generalizado entre las provincias. A la vez señaló que el fenómeno “responde a muchas causas, y más allá de que el porcentaje sea mayor o menor debemos entender que es una realidad que nos interpela muchísimo como país”.

En igual sentido subrayó que la deserción escolar resulta de un proceso “multicausal” donde sobresalen, por ejemplo, los embarazos adolescentes, o el “inicio de actividades que no son compatibles con la escuela”. No dejó de señalar que el factor económico, que deriva del proceso de crisis que transita el país también es determinante del fenómeno de la deserción. “Ese es un factor que indudablemente impacta en todas las comunidades y seguro impacta en los chicos y chicas que van a las escuelas, y por eso desde el gobierno se definen medidas para que en este momento particular del país se encuentren caminos que acompañen la realidad de esas familias”, manifestó.

Cabe destacar que el funcionario participó de la firma de un convenio, junto a autoridades educativas locales, para la implementación en la provincia del programa “Asistiré”. Dicha iniciativa tiene como finalidad “garantizar el derecho a la educación de adolescentes y jóvenes, a través de la prevención e intervención temprana frente al riesgo de interrupción de la escolaridad”. Está dirigido a la población estudiantil de escuelas secundarias que, “por diversas razones y problemáticas, atraviesa situaciones que se traducen en inasistencias reiteradas y trayectorias irregulares”.

Al aludir a dicho convenio, Ghillione reseñó que Asistiré comenzó a implementarse en 2018 en la provincia de Buenos Aires y actualmente se está extendiendo a otras cinco provincias con la finalidad de avanzar en políticas que reduzcan los indicadores de deserción escolar o la “interrupción de trayectorias”. Precisó que en una primera etapa se prevé un trabajo sobre 50 establecimientos de la provincia. Agregó que dicho programa cuenta con tres componentes: los promotores que acompañan las trayectorias en las escuelas, la asistencia digital que definirán la toma de decisiones y la vinculación y articulación con otros programas relacionados con el tema educación.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 913 invitados conectado